4c2b15443cfead0430151cb5eb8a54d5

0c96bd1a94f93ae0d80a8a0af8421354

Instagram de 𝐆𝐎𝐀𝐓𝐇𝐄©.
Tienda online de 𝐆𝐎𝐀𝐓𝐇𝐄©

Todos lo saben. En un vaso de cóctel juntamos al escritor alemán Johann Wolfgang von Goethe y al pintor holandés Van Gogh y la mezcla resulta en un artista filipino enamorado de Japón que recoge las últimas tendencias de la moda urbana y que las imprime sobre personajes de manga y anime. No, no me he fumado nada. Así de dope es el ilustrador nacido en Manila que se hace llamar VAN GOATHE o simplemente 𝐆𝐎𝐀𝐓𝐇𝐄©, en los últimos tiempos.

7d78ac4c62c987820d0d895db80b293e9240883010b04bdfbefa76d44d10a76f088723e6191c934202de81d2182928ce0792de5e7fbb39eb039e53033b5432ad

Este genial dibujante nos comparte que comenzó a interesarse por el dibujo gracias a la influencia del anime. Sus cuadernos de instituto alternaban entre una página de apuntes por otra de bocetos y garabatos. A base de fundir cuadernos se convirtió en un maestro de la estética y de la técnica del manga y decidió estudiar arte para perfeccionar sus habilidades.

Nuestro artista se dice admirador de la obra literaria de Goethe y de la pictórica de Van Gogh, de quienes opina que existe un nexo común artístico en la manera en la que ambos expresan sus emociones. Por otro lado, es un estudioso de la obra del renacentista Michelangelo Buonarroti y le encantaría colaborar con él si se inventase la máquina del tiempo en algún momento.
Sin embargo, sus ilustraciones están muy lejos de cualquier cosa que todos estos creadores hubieran podido imaginar en su tiempo. Su obra es un recorrido que homenajea a personajes procedentes de animes y mangas muy populares con la particularidad de que sus actitudes y vestimentas han sido traídas a contextos propios de la moda urbana y joven actual. Sus ilustraciones suenan a vaporwave, a nightcore y a trap. Este último género, junto con su hermano mayor el rap, es otra de las influencias principales de GOATHE, quien ha dedicado ilustraciones a artistas como Billie Eilish, Post Malone o Kendrick Lamar. GOATHE resulta en una especie de extrapolación del cada vez más común “diálogo” entre el capitalismo de las grandes marcas y el arte que, por ejemplo, artistas japoneses como Takashi Murakami han puesto en práctica en la últimas dos décadas.

cbd9d2728582a3b36774621f21c6bedff27c9d5b3b68b0d634f2dc3dc90034cadd27b228fcb3ad8ae67fe7d7b6cd367f

Cuando sea mayor le gustaría ser cómo Eikichi Onizuka, protagonista del mítico Great Teacher Onizuka del autor Tōru Fujisawa. Si GOETHE tuviera que elegir a un solo personaje de anime sería Onizuka el que se alzase sobre todos los demás. En su opinión, este personaje posee un carisma, un sentido del humor y una inteligencia muy especiales, que lo convierte en un protagonista único. Esto le hizo dedicar a Onizuka a una serie completa de ilustraciones a modo de homenaje.

c5c12ddf3ee02109ddeb22d30c80b386.jpg

Goethe no es un simple ilustrador, es un tío solitario al que le gusta reflexionar sobre lo que supone ser creador y artista en la sociedad actual. Conoce las dificultades de este tipo de vida y quiere tener un mensaje con los artistas que están empezando y pasando por momentos de crisis. “Comprende la diferencia entre pasión y pasatiempo. La pasión no consiste en descubrir lo que te gusta, sino que está en aquello por lo que serías capaz de sufrir por continuar haciéndolo”.

Aunque aún no ha realizado ninguna exposición formal ni ha colaborado de facto con ninguna marca, esto es solo cuestión de tiempo. Las redes de GOATHE echan fuego y acumulan a miles de seguidores, entre los que incluso se encuentra el ya mencionado y reconocido artista Takashi Murakami.

Instagram de 𝐆𝐎𝐀𝐓𝐇𝐄©.
Tienda online de 𝐆𝐎𝐀𝐓𝐇𝐄©

75933aa510722449f273449dcfde123d4046edea23d2057f52c1f9d31e12112ce64c9c5f1079048da2df08ffa4fe1ef7

Instagram de 𝐆𝐎𝐀𝐓𝐇𝐄©.
Tienda online de 𝐆𝐎𝐀𝐓𝐇𝐄©

Escrito por:José Fernández

Estudios de Asia Oriental – Máster en Gestión Cultural Estudió un año en la Universidad de Estudios Internacionales de Kanda en Chiba. Entre otras cosas, le motiva mucho la música electrónica japonesa y las lucecitas de colores. Pasó su juventud creyendo que el pueblecito de Cádiz donde vivía y se crió era un cyber-laberinto del manga Blame! de Tsutomu Nihei.